Arzobispo argentino lamenta la charlatanería sobre la elección de nuevo Papa

Mons AguerVaticano, 4 mar. 2013.- El arzobispo de La Plata, Mons.Héctor Aguer, denunció “presiones” sobre los cardenales electores que participarán del cónclave para elegir al sucesor de Benedicto XVI. El prelado lamentó la “charlatanería” que sobre el tema se difunde en las redes sociales y acusó a la prensa de opinar “con ligereza” sobre un tema que no conocen en profundidad. “Parece que desearan influir de algún modo en la elección del Papa. Y al próximo ya se le escribe la agenda. La opinión pública que se genera ejerce cierto tipo de presión; y aunque de hecho no pueda influir, lo intenta”, advirtió.
Según el prelado, se trata de crear opinión en favor de tal tipo o tal otro tipo de Papa.”Se descartan y anuncian presuntos candidatos. Pero como lo advierte el comunicado de la Secretaría de Estado, no se está reconociendo el momento espiritual que la Iglesia está viviendo”, subrayó.

Primera reunión de la Congregación General de Cardenales previa al Cónclave

Pra Reunion ConclaveVaticano, 4 mar. 2013.- Esta mañana ha tenido lugar, en la sala del Sínodo del Aula Pablo VI del Vaticano, la primera reunión de la Congregación general del Colegio Cardenalicio. A la reunión asistieron 142 cardenales, 103 de ellos electores, de los 207 que forman el Colegio Cardenalicio, informó el portavoz, el P. Federico Lombardi, a los periodistas al concluir la reunión.
Las Congregaciones generales continuarán después, con normalidad, hasta que no se alcance el número completo de cardenales electores y el Colegio de Cardenales decida la fecha del ingreso en el Cónclave de dichos cardenales electores según lo establecido en el reciente Motu Proprio del pasado 22 de febrero sobre algunas modificaciones de las normas relativas a la elección del Romano Pontífice.

El adios de Benedicto XVI y la Sede Apostólica vacante

Benedicto XVI con los CardenalesVaticano, 28 Feb. 2013 (NR).- En su última jornada como Sumo Pontífice, Benedicto XVI ha vuelto a colocar el listón muy alto: pidió a los Cardenales que sean como una orquesta que sepa llegar a una armonía superior y concorde; lo que significa que pese a los diferentes instrumentos y formas de ejecutar, virtuosismos y habilidades, sin desafinar, estén unidos de corazón en un mismo y único objetivo, llegar a una armonía espiritual tal que solo haga audible la melodía compuesta y dirigida por Nuestro Señor.
Entre vosotros –les dijo- está el futuro Papa, a quien prometo desde ahora mi incondicional veneración y obediencia.
En esos momentos el Papa nos sorprende y conmueve con su expresión serena y sonriente. Se lo veía alegre a pesar del cansancio que reflejaba toda su imagen.
Durante los días transcurridos desde que anunció su renuncia, Benedicto XVI nos ha ido llevando, como guía espiritual, a “sintonizar” desde la fe los acontecimientos que comunican los medios, para que podamos discernir lo que esta pasando. Nos ha transmitido su profunda convicción–experimentada en su propia vida, y sobre todo durante estos ocho años de papado- que la Iglesia solo es de Dios, y la conduce con los hombres e incluso a pesar de los hombres.
En el cónclave (con llave), en la mayor intimidad y haciendo iglesia desde las entrañas, los Cardenales deberán discernir sobre el gobierno de la Iglesia, los problemas y retos planteados, las prioridades, las cualidades del futuro Papa de cara al siglo XXI, y también decidir quién será el sucesor de Pedro; y el pueblo católico ora para que lo hagan sin olvidar lo que acabamos de ver testimoniado en el ahora Papa Emérito: que no estamos hablando del ejercicio de un “poder” sino de un ministerio traducido en servicio a la humanidad, a la creación, a la Historia de Salvación que viviremos hasta la parusía.