Dijo el Papa: “Los arribistas hacen daño grande a la Iglesia”

Play Arribistas dañan a la Iglesia

Asamblea Superioras GeneralesVaticano, 8 may 2013 (VIS ).- “Los hombres y mujeres de Iglesia que son arribistas, trepadores, que “usan” el pueblo, la Iglesia, los hermanos y hermanas -a los que deberían servir- como trampolín para sus propios intereses y ambiciones personales, hacen un daño grande a la Iglesia”. Esto es lo que afirmó el Papa Francisco en su discurso a las participantes en la Asamblea General de la Unión Internacional de Superioras Generales, recibidas en audiencia durante la mañana.
El Pontífice también habló a las religiosas de obediencia, pobreza y castidad: “Obediencia como escucha de la voluntad de Dios, en la moción interior del Espíritu Santo refrendada por la Iglesia, aceptando que la obediencia pase también a través de la mediación humana”. Pobreza que “enseña la solidaridad, el compartir, la caridad, y que también se expresa en una sobriedad y alegría de lo esencial, que pone en guardia ante los ídolos materiales que desfiguran el autentico sentido de la vida. Pobreza que se aprende con los humildes, los pobres, los enfermos y los que están en los suburbios existenciales de la vida. La pobreza teórica no nos sirve. La pobreza se aprende tocando la carne de Cristo pobre, en los humildes, los pobres, los enfermos, los niños. Y después, la castidad como carisma precioso, que ensancha la libertad del don a Dios y a los demás, con la ternura, la misericordia, la cercanía de Cristo. Pero por favor, una castidad “fecunda”, una castidad que genera hijos espirituales en la Iglesia. La consagrada es madre, debe ser madre ¡y no una “solterona”! sed madres, como figura de María Madre y de la Iglesia Madre.”
Por último, dijo el Papa “Centralidad de Cristo y de su Evangelio, autoridad como servicio de amor, “sentir” en y con la Madre Iglesia: tres indicaciones que quisiera dejaros, a las que uno, una vez más mi gratitud por vuestro trabajo no siempre fácil. ¿Qué sería la Iglesia sin vosotras? ¡Le faltaría maternidad, afecto, ternura, Intuición de Madre”.

Marcar el Enlace permanente.

No se admiten más comentarios