Nos recuerda Francisco: No compartir con los pobres es robarles y quitarles la vida

SintechoVaticano, 16 may 2013 (RV).- Con un apremiante llamamiento – en nombre de Cristo – a una reforma económica y ética y a la solidaridad desinteresada, ante una humanidad que vive un momento álgido de su historia, el Papa Francisco recuerda que el rechazo de Dios lleva a la tiranía financiera, a una corrupción tentacular y una evasión fiscal egoísta. En su cordial bienvenida a los nuevos embajadores ante la Santa Sede de Kirguistán,
Antigua y Barbuda, el Gran Ducado de Luxemburgo y Botswana, el Obispo de Roma pronunció un denso discurso recordando que la crisis ética se debe al rechazo de Dios. Porque la ética lleva hacia Dios, que está fuera de las categorías del mercado … La ética -una ética no ideológica, naturalmente – permite – añadió el Santo Padre – crear un equilibrio y un orden social más humano. En este sentido, animó a los expertos financieros y a los líderes gubernamentales de sus países a considerar las palabras de San Juan Crisóstomo: “No compartir con los pobres los propios bienes es robarles y quitarles la vida. No son los nuestros, los bienes que poseemos; son los suyos”.

Marcar el Enlace permanente.

No se admiten más comentarios