Otra vez Aleppo

Play Otra vez Aleppo

Otra vez Aleppo16 abril 2013 (NR).-  Esta foto es la ganadora del premio Pulitzer…
“Aleppo. 3 de octubre de 2012. Entre las 4 y las 5 de la tarde. Estábamos un grupo de fotógrafos en el hospital de “Dar El Shifa” cuando comenzaron a traer heridos provocados por un coche bomba. Entre ellos llega este niño. Está muerto.”
El fotógrafo español, Manu Brabo, asturiano, disparó su cámara, y con esta cobertura ha obtenido el prestigioso premio Pulitzer a la mejor “Fotografía de últimas noticias” otorgado por la Facultad de Periodismo de la Universidad de Columbia.
El domingo publicábamos una noticia de Cáritas Siria donde denuncian que Aleppo se muere de hambre. Hoy martes, dos días después Otra vez Aleppo es noticia, esta vez por un premio…
Sirve de algo premiar esta fotografía?
Sirve de algo esta fotografía?
Debiera servir para algo: para que veamos lo que muestra.
La vida, la muerte, la tragedia de la guerra, la niñez martirizada, la adultez angustiosa, un padre torturado por lo inexplicable, un niño muerto, un dolor largo, un descanso eterno.
Debiera servir para algo: para que veamos la real consecuencia del dolor que nos causamos o que permitimos que exista con nuestra pasividad, con nuestras omisiones, con nuestra frivolidad, nuestro pasotismo, nuestra superficialidad, por estar embebidos en discusiones por temas estúpidos sin pensar en lo realmente importante.
Como siempre podemos contestar: yo no puedo cambiar el mundo. Es verdad, pero también es verdad que si puedes cambiar tu mundo, empezando por vos mismo, cambiando tu forma de vivir, y cambiando el mundo que te rodea, el de tu familia, el de tus amigos, el de tu trabajo, el de tu finca, el de tu barrio, el de tu parroquia. Es que estos son los mundos que hacen El Mundo. Esto es lo que debemos cambiar para que TODO cambie. El amor tiene efecto multiplicador. Con nuestro amor, y no con nuestro dinero, debemos llegar desde nosotros hasta todos los Aleppos que hay en el mundo, algunos muy lejos pero otros muy cercanos, quizás a la vuelta de la esquina.
La fotografía nos muestra… solo debemos mirar, entender los que vemos, y despertar, comenzar a vivir despiertos, despertar de esta somnolencia que permite este horror. Pongámos en acción todo lo que hay a nuestro alrededor, y por milagro de la vida, veremos que ese niño también despertará, se levantará y correrá a jugar, y ese padre volverá a su trabajo, para luego volver al hogar a vivir en familia, a gozar de la vida, a premiar otro tipo de fotografías porque de estas ya no habrá más.

Marcar el Enlace permanente.

No se admiten más comentarios