Por primera vez como Papa, Francisco ordena 10 sacerdotes

Play El Papa ordena a 10 sacerdotes

Primera ordenacion como PapaVaticano, 21 de abril, Domingo del Buen Pastor (NR).- El papa Francisco ordenó sacerdotes por primera vez en su pontificado a un grupo de diez seminaristas diáconos: seis italianos, dos indios, un croata y un argentino.
Enseñen la misma Palabra de Dios que han recibido
Durante la homilía que improvisó el Papa les expresó; “hermanos e hijos amadísimos, dispensen a todos aquella Palabra de Dios que ustedes mismos han recibido, con alegría. Recuerden a sus mamás, abuelitas, catequistas, que les dieron la Palabra de Dios, la  fe… Este don de la fe, que les transmitieron, este don de la fe.
Lean y mediten para creer lo leído, enseñar lo creído y vivir lo enseñado
Lean y mediten asiduamente la Palabra del Señor, para creer lo que han leído, para enseñar lo que han creído, para vivir lo que han enseñado. Recuerden también que la Palabra de Dios no es propiedad de ustedes: es Palabra de Dios. Y la Iglesia es la que custodia la Palabra de Dios.”
No se cansen de ser misericordiosos
Y continuó el Papa. “Con el Bautismo agregarán nuevos fieles al Pueblo de Dios. Con el Sacramento de la Penitencia remitirán los pecados en nombre de Cristo y de la Iglesia: hoy les pido en nombre de Cristo y de la Iglesia, por favor, no se cansen de ser misericordiosos. Con el óleo santo darán alivio a los enfermos y también a los ancianos: no se avergüencen de dar ternura a los ancianos. Celebrando los sagrados ritos y elevando sus oraciones de alabanza y súplica durante las distintas horas del día, ustedes se harán voz del Pueblo de Dios y de la humanidad entera.”
Sean pastores, no funcionarios. Sean mediadores, no intermediarios.
Francisco también les señaló a los nuevos presbíteros: “Conscientes de haber sido elegidos entre los hombres y constituidos en favor de ellos para cuidar las cosas de Dios, ejerzan con alegría y caridad sincera la obra sacerdotal de Cristo, con el único anhelo de gustar a Dios y a no a ustedes mismos. Sean pastores, no funcionarios. Sean mediadores, no intermediarios.”
Y concluyendo el Papa les subrayó: “Tengan siempre ante sus ojos el ejemplo del Buen Pastor, que no ha venido para ser servido, sino para servir y para tratar de salvar lo que estaba perdido.”

Marcar el Enlace permanente.

No se admiten más comentarios